Un nouveau chapitre de ma vie

Holi amibuitos

Estas semanas, como desde que llegué, he tenido muy poco tiempo libre para actualizar esto; además en “mi tiempo libre” me dedico a ser una chacha del hogar y ya limpiar, ordenar y todas esas cosas-aunque tampoco es que mi habitación esté muy ordenada… Francia no me cambia-. Pero he decorado mi habitación y está preciosa, eso lo compensa.

IMG-20150925-WA0016 IMG-20150925-WA0018 IMG-20150925-WA0020

Estas dos últimas semanas han sido bastante atrajeadas porque se han juntado muchas cosas, pero bueno… se hace lo que se puede. Resulta que del 18 al 24 ha sido la semana de fiestas de ESN, también hemos tenido el mítico partido de basket España-Francia y las clases parece que han empezado en serio, aunque yo sigo sin saber en qué momento empezar a tomármelas como tal.

Bueno, voy a contar así lo más importante porque si no me voy por las ramas y no acabamos nunca. El miércoles pasado fuimos a la “Foire au manege de Lille”-lo que viene siendo una feria- que está justo al lado de la Citadelle. Fuimos porque llevábamos ya unos días diciéndolo y además ese miércoles era el día del niño (o del gitano), para los que no seáis de Murcia el día del niño/gitano es un día que en la feria de Murcia esta todo a mitad de precio. Lo mejor de esta feria es que absolutamente igual que la de Murcia o la de cualquier pueblo en fiestas, bueno quizás esta es más luxury y hay atracciones más elaboradas que el tren de la bruja y la masa, pero los taquilleros tienen la misma pinta… e incluso está el típico tío de la olla con un micrófono diciendo cosas. Nosotros al final nos montamos en una que era como la masa pero más elaborada y daba más vueltas, bueno y tenía un surfero en medio que daba todo el miedo de lo irreal que era; y en la noria, que era una súper noria enooooorme que iluminaba toda la feria… creo que la historia de la noria merece ser contada por toda la pena que damos: fuimos a comprar las entradas y nos encontramos a un viejecillo que aún no sabemos si estaba medio dormido o haciéndo sopas de letras, después de llamarlo tres veces se dió cuenta de que estábamos ahí y ,al sonreír, le salió lo que viene siendo el Sena por la boca. Bueno después de una breve conversación en la que vimos como seguía saliendo el Sena por su boca, nos montamos. Nos montamos los cinco en el mismo cestillo-no sé como llamar a eso-y la noria empezó a funcionar, hago un inciso para decir que el cestillo era descubierto y ese día hacía muchísimo viento, bueno pues nos dejó UN BUEN RATO en la parte de arriba para que viéramos las maravillosas vistas desde arriba… ehm sí claro, ahí estábamos los cinco casi llorando y agarrados al palo de en medio temiendo por nuestra vida, que parecía estar en manos del hombre que le salía el Sena por la boca, e importándonos lo que viene siendo una mierda las vistas desde arriba- que, por cierto, podéis ver un vídeo ilustrativo en el instagram: @aolico_erasmus-. Fue una gran experiencia, sí señor.

Creo que merece la pena hablar ahora del partido de baloncesto Francia-España, sobre todo porque se jugó aquí en Lille y porque lo vimos rodeado de franceses. El jueves después del curso de francés nos acercamos a la place de République Beaux-Arts para verlo en pantalla gigante y animar a España, aunque el último partido que vi fue una final de la Eurocopa o del Mundial entre España-Grecia pero yo la más forofa. Creo que nunca había sufrido ni me lo había pasado tan bien en un partido de algo… ni nunca me había alegrado tanto porque España ganara. Aún no sé como no nos pegaron…

12002822_10204330943828543_4377787740049633117_n

Y ya para terminar hablemos de la semana de fiestas de ESN, aunque yo solo fui cuatro días:

  • El viernes fue la cena internacional, bueno pues éramos unos 400 en la Maison de l’étudiant y la temperatura era cual Murcia en verano. La verdad que este fue uno de los mejores días,había muchísima comida súper rica y rodamos de todo lo que comimos e iban poniendo música de cada país. Además Manolo y yo hicimos dos tortillas de patatas-que volaron debido a mi maestría cortando patatas, no porque Manolo cocine bien- y dos ensaladas murcianas.

12046931_10204333952743764_5733078333838515788_n

  • El domingo fue el city tour, nos enseñaron la ciudad entera con su historia e íbamos todos los Erasmus cual guiris muy bonicos todos.
  • El lunes fue el karaoke en la Maison de l’étudiant y nada… fuimos a echarnos unas risicas un ratillo y al final nos quedamos hasta que se acabó casi. La verdad que la gente se atrevía bastante y cantaban todos bastante bien, además de que cantaron muchísimas canciones, así que se estaba agustico. Una lástima que no pueda adjuntar el vídeo de los españoles y mejicanos cantando juntos Raphael…
  • El jueves ya fue la fiesta de bienvenida oficial… fiesta que no puedo resumir por lo graciosa que fue. La fiesta fue en “Network”, una discoteca en la que no han dejado entrar a españoles e italianos por el hecho de serlo… bueno aunque aquí se lleva mucho eso, o no dejarte entrar porque no y ya está… pero de eso ya hablaré otro día porque tenemos anécdotas bastante sin sentido, aunque ese día sí que nos dejaron entrar-sólo faltaba que no te dejaran en una fiesta internacional-. El caso que entramos y estaba petadísimo, por eso al tiempo de entrar me perdí y acabé vagando por grupos toda la noche hasta que acabé con un grupo de españoles, porque claro podía haberme ido a casa cuando perdí a mis amigas pero eso no tendría gracia… al final Lucía, otra española, y yo acabamos hablando con unos marroquíes y un griego a los que les sacamos que nos invitaran a dos copas de Moët Chandon (100€ la botella en la discoteca) a cada una… un año y medio de árabe en la escuela de idiomas tenía que servir para algo… espero que, mamá, si me lees sepas que nunca acepto cosas de desconocidos pero al champagne no se le puede decir que no… Y creo que con esa anécdota puedo resumir esa noche.

Y ya para finalizar el “resumen” de estas dos últimas semanas aquí, decir que este fin de semana estuvimos en Brujas con un viaje de la asociación “Ulysse”. Aunque estuve en el Interrail hace dos años allí, es una ciudad que nunca deja de sorprenderte de lo bonita que es, adjuntaría más fotos pero ya las subiré a Facebook próximamente.

12045691_1062000853823894_3441954103964884516_o

12038444_10208553413571930_6184504294026947783_n

Al volver de Brujas había un espectáculo en Lille: “la Parade”, era un desfile tipo el entierro de la sardina pero con bailes y música brasileña. Estaba bastante bien y lo aguantamos entero aunque habíamos dormido cuatro o cinco horas y llevábamos todo el día andando.

12063799_10208553414491953_7794036205055011394_n

IMG_20150926_221729

El domingo fuimos al mercado de Wazemmes, un mercado igual que el mercado de los jueves de la Fama aunque chillan menos y tienen menos salero, pero los precios están genial y la relación calidad-precio también. Es un mercado en el que puedes encontrar de todo… hay desde tomates hasta velos, pasando por pollos asados y maquillaje… es un plan bastante bueno para los domingos-cuando no el sábado no ha sido tramboliko- porque puedes comprarte un pollo asado por seis euros y comértelo ahí contemplando el mercado. Nosotras nos hicimos un tupper y fuimos a la Citadelle, que estos días está haciendo muy buen tiempo y hay que aprovecharlo. Allí coincidimos con más españoles e hicimos un picnik bastante apañao. La Citadelle es un parque que hay en noroeste de Lille, es el Central Park lillois y hay mucha gente corriendo, en bicicleta o paseando… en verdad es una construcción militar española-olé olé olé- de cuando todo esto era campo y Flandes,. Hay un zoo gratis dentro que abre todos los días y tiene bastantes especies exóticas de las que aún me pregunto cómo sobreviven aquí.

12039295_10208553412691908_7770889387896807158_n

Sería más adecuado poner fotos de los monos pero es que esta foto es tan graciosa que me sentía obligada a ponerla.

12079892_10207847666375156_5108526941063159989_o

Y eso es todo… espero haber podido resumir todo lo máximo posible y espero volver no sé cuando, porque si vuelvo pronto significará que mi vida se ha normalizado al fin, y si vuelvo tarde lo que se dice: las no noticias son buenas noticias.

Un besazo a todos.

Marini

Bienvenue chez les ch’tis

Buenos días/tardes/noches!

Hace ya una semana y media desde que llegué y la verdad que no han dejado de pasar cosas, además de que vivo ocupada el 150% del día, pero una vez que he conseguido conectar el portátil a Internet, aquí estoy. Intentaré contar todo lo más breve posible para no aburrir a nadie, aunque hay mucho que contar pero me lo reservo para otros días.

Manolo (otro murciano y compañero de clase) y yo llegamos a Madrid en una muy lluviosa noche del uno de septiembre, tan lluviosa que casi tenemos que pararnos y esperar a que cesara porque no se veía muy bien. Allí cogimos un bus que nos llevó a la T1, donde tuvimos que esperar seis horas hasta que salió el avión. La noche tampoco se hizo muy larga: recorrimos toda la T1, que por cierto vaya terminal más fea, y dormimos de las formas más extrañas de las que se pueden dormir. A las cinco de la mañana llegó Laura, otra compañera de viaje, que venía de Granada. Finalmente el vuelo no sé ni cómo fue, me dormí en el momento en el que me senté y me desperté cuando aterrizamos… suerte que estaba en primera fila y pude estirar un poquito las piernas.

La llegada a Charleroi fue tan puntual que nos dio tiempo a coger el autobús antes y, por tanto, llegar a Lille antes de lo previsto. En la “Gare Lille Europe” nos recogió un chico español que trabajaba en ESN (Erasmus Student Network), y nos llevó a todos a la residencia. El recorrido en coche fue atravesando la ciudad, que tenía muy buena pinta-y así lo es-.

Finalmente llegamos a la residencia y, aunque tuvimos que esperar a que nos dieran la llave un par de horas, nos vino bien para investigar nuestro nuevo barrio. Vivimos en Ronchin, bueno en realidad vivimos entre el cartel de “Lille” y el cartel de “Ronchin”, una de las pequeñas ciudades que rodean Lille: el área metropolitana de la ciudad se extiende muchísmo, es algo así como tres o cuatro veces Murcia en total, aunque lo que es Lille sea más pequeño. La verdad es que nuestra residencia no está nada mal y poco a poco vamos conociendo a más gente. Además estamos a 15-20 minutos de la facultad y del metro a pie, así que genial. El pueblo además resulta que tiene dos partes: le petit Ronchin (donde vivimos) y le grand Ronchin; también tiene un Auchan, un Lidl, un supermercado caro que dudo que entre, filiales de todos los bancos franceses habidos y por haber, un McDonald’s, un KFC, un ayuntamiento, una iglesia, miles de chalets de ricos lilianos, un holandés que se llama Zeeman tipo todo a cien, una ferretería, etc… Sí, el pueblo es más completo que Murcia.

Respecto a la habitación: es una especie de estudio renovado con su cocinita-con vitrocerámica de inducción y todo-, su baño al

modo de un baño de avión-pero bastante gracioso porque puedes ducharte, sentarte en el váter y lavarte los dientes a la vez-, dos mesas y muchísimo espacio. Además de muy muy luminosa.

IMG-20150904-WA0035
JPEG_20150912_013807_-1196466097

IMG-20150904-WA0041IMG-20150904-WA0037

Vamos, que está genial, y más yo que llegué temiéndome lo peor y me encontré con esto. Pagamos 310€ con todo incluido (agua, electricidad y WiFi), aunque con una ayuda que nos dan aquí se nos quedará en unos 200 o algo así nos han dicho.

Lo bueno es que la habitación como tiene unos 12 metros cuadrados, es bastante cómoda para limpiarla y toda la pesca, aunque barres y si te das la vuelta dos minutos te invaden las pelusas de nuevo. Pero bueno… bienvenidos a la vida perroflauta! Esa vida en la que decides que es mejor limpiar mañana que hoy estás cansada y al final no acabas limpiando nunca salvo cuando la mierda está a punto de comerte, ahí sí.

IMG-20150907-WA0009

Yop en mi tarjeta del metro

Y ya hablando de todo un poco, hablemos de todo el papeleo que hemos tenido que hacer para vivir aquí… Que si el banco francés, que si el móvil, que si la tarjeta del metro-porque estar colándose un año entero como que no-, que si, que si… Bueno, un lío, pero ya lo tenemos todo solucionado, o casi todo, que nunca se sabe.

También hemos empezado las clases ya… aunque bueno la semana que viene nos las tomaremos más en serio, si no tenemos que cambiar más asignaturas. La facultad es bastante grande y va muchísima gente; además tiene una biblioteca enorme con mil libros, muy acogedora. Las clases aquí no tienen nada que ver con las de España, se da clase en anfiteatros con 200-300 personas, una locura sí. Y bueno, aquí todo el mundo es puntual, si la clase empieza a las 10, empieza a las 10, y si termina a las 11, termina a las 11… cosa a la que no conseguimos acostumbrarnos todavía. Aunque la gente es bastante simpática y tienen pinta de pasarnos todos los apuntes, porque aquí el estudiar de libro en Derecho pues no se lleva… IMG_20150908_170410

Ahora vamos a lo importante, a lo que estáis esperando que os cuente… que cómo es la fiesta por aquí! La verdad queIMG_20150906_031153 estos días además de recorrernos la ciudad de punta a punta, ir a IKEA, a Carrefour, a Auchan, a Lidl, a Mordor y volver, también hemos salido a tantear el terreno, además de que cualquier día es bueno para hacer una fiesta de bienvenida Erasmus. Aquí parece que se sale on fire los jueves, viernes y sábado, hay bastantes bares y discotecas repartidos en dos calles: rue Solférino y rue Masséna, bueno y alrededores pero todo se concentra ahí. Aquí lo que se lleva son las fiestas electrónicas y algún que otro bar que pone música latina donde sólo hay españoles y latinos felices al oír “la Gasolina”. Aunque esto al ser el norte, la gente bebe muchísimo… Muchísimo de acabar mal, de acabar esposados por la policía; pero bueno nosotros seguimos en nuestro puntillo.

IMG-20150905-WA0017IMG_20150905_154555Y ya, para finalizar, contaros que la semana pasada tuvimos unos días de fiesta aquí en Lille. Era la Braderie, el mercado más grande de Europa, algo así como el mercado de los jueves pero multiplicado por mil y con toda la ciudad llena de puestos, música, moules avec frites y fiesta. Nos juntamos un grupillo de españoles y fuimos todos juntos a explorar Lille y este mercado tan curioso.

A la vuelta Manolo y yo decidimos dar un rodeo andando y descubrimos que Podemos ya ha llegado a Lille: Podemos Lille.

La verdad que se podían encontrar cosas y comida a muy buen precio y la ciudad estaba bastante animada, ha sido un buen recibimiento para nosotros llegar esa semana.

Resumiendo: que estoy muy agustico aquí y cada vez más contenta de haber elegido esta ciudad para hacer mi Erasmus. Prometo volver pronto para contar más cosas de mi vida aquí, que hay mucho que contar!

Un besazo para todos

Marini

PD: “Quand on vient dans le Nord on braie 2 fois : quand on arrive et quand on repart.”